COSMOS ARTÍSTICO

Vincent Van Gogh uno de los principales exponentes del postimpresionismo, pintaba desde paisajes hasta retratos y autorretratos, en principio aplicando colores sombríos, hasta que al trasladarse al sur de Francia su paleta se enlazó mas con la luz y los colores vivos. Fue allí en donde también encontró la inspiración en las estrellas, llevándolo años después a ser reconocido por su obras más famosas “La noche estrellada” y “La noche estrellada sobre el Ródano”.

Desde pictogramas rupestres que reproducían el sol, la luna, la vía láctea y las estrellas, pasando por algunas culturas ancestrales como los Babilonios,  hasta el famoso artista Pop Keith Haring, siempre se quiso interpretar la belleza del universo, el hecho de que no estamos solos en ese basto espacio, el cosmos siempre ha sido motivo de iluminación para las artes, ya sea viéndolo desde el aspecto científico, religioso, filosófico, astral o ufológico siempre ha generado y generará además de inspiración, reflexión y confrontación.

Macintosh HD:Users:DiegoPardo:Desktop:Sachica_rupestre.JPG
Macintosh HD:Users:DiegoPardo:Desktop:news_story_detail-baja-9-untitled.-keith-haring-1.jpeg
Keith Haring. Sin título. 1985. Tiza sobre papel. Colección particular.



Pero mas allá de nuestras creencias sobre lo que es el universo, su origen, de dónde venimos y si hay vida o no en otros lugares, hay una verdad absoluta y es la de la belleza de lo que nos rodea, mas allá que la de nuestro propio planeta. Hoy en día y gracias al tecnología podemos ver hermosas fotografías tomadas por los telescopios más potentes del mundo como el Hubble que nos hacen entender que el universo es una obra de arte infinita, “es la totalidad del espacio y del tiempo, de todas las formas de la materia, la energía, el impulso, las leyes y constantes físicas que las gobiernan”.

A través de esos lentes podemos ver variedad de formas y colores, cuerpos celestes dando forma a la inspiración de la naturaleza, nebulosas sublimes en su comprensión, estrellas muriendo y otras naciendo, polvo estelar, agujeros negros, galaxias completas en la inmensidad del vacío, algunas devorándose entre sí como si se aparearan para crear un sueño utópico. Algunas son imágenes tan hermosas y sorprendentes como la Mano de Dios, una nebulosa captada por el telescopio NuStar  la cual se encuentra a 17.000 años luz de distancia, llamada así por su parecido a una mano humana.

Macintosh HD:Users:DiegoPardo:Desktop:Captura de pantalla 2019-02-13 a la(s) 11.18.31.png
Nebulosa PSR B1509 -58, o B1509, pero que ha sido apodada como la ‘Mano de Dios’, por su parecido con una mano.


Y aunque algunas de estas fotografías han sido tratadas para que el ojo humado las pueda apreciar, esto no quita el hecho de que están o estuvieron allí afuera, son viajes en el tiempo, momentos del pasado que sucedieron hace cerca de dos millones de años, pinceladas de la creación de nuestro universo, de la gran explosión astral, valles de oscuridad y luz, comprensión de técnicas físicas y energéticas complejas que a través de miles de millones de años formaron estas etéreas representaciones. Manejo de brillos, gradaciones, texturas, luces y sombras imposibles de representar por los más iluminados artistas, como sacadas de un sueño infinito del que no se quisiera despertar.

Macintosh HD:Users:DiegoPardo:Desktop:Captura de pantalla 2019-02-13 a la(s) 11.28.39.png
Corazón de la Vía Láctea, se ha logrado gracias al uso de luz infrarroja, y rayos X que revelan la intensa actividad cerca del núcleo galáctico. NASA, ESA, SSC, CXC y STSCI


Gran parte de la sociedad actual parece pensar que la ciencia y el arte recorren caminos distintos, que la una con la otra no van de la mano, realmente es un pensamiento muy moderno pues lo cierto es que en épocas antiguas a ninguno de los grandes inventores, científicos, matemáticos, escritores o pensadores les agobiaba esta falsa afirmación, todo lo contrario, todo hacía parte del conocimiento y la evolución humana.

Tanto para el arte como para la ciencia se requiere mucha imaginación, no todos los científicos son tan pragmáticos ni poco creativos, ni todos los artistas son tan flexibles y poco rigurosos. Cada obra maestra requiere de trabajo y concentración y cada trabajo científico de experimentación, de juego. Esta es una dependencia intensa, que fluye bajo un desorden armónico, una entropía que depende la una de la otra, pero que no nos obliga ser científicos para disfrutar de la los grandes descubrimientos del universo o de ser músico para disfrutar de La pasión según San Mateo de J. S. Bach.

Claramente nuestras nociones de como vemos el universo en su propia esencia, de la creación, del inicio de la vida, del propósito del arte en la evolución de esta y como parte de la misma naturaleza, están relacionadas directamente con nuestra educación cultural y espiritual, nuestra afiliación a ciertas religiones o creencias filosóficas entre muchos otros aspectos.

No pretendo juzgar lo que bien tenga cada uno como creencia, pues para algunos ver de esta manera el cosmos puede ser como ver al propio Dios, para otros podrán ser simples resultados de la física universal o de las transformaciones de una realidad virtual que solo está en la conciencia humana. Pero reducirse a cualquiera de esos u otros pensamientos puede ser subestimar el poder de lo que está allá afuera, que es sin duda, mucho mas grande de lo que nuestras mentes estás dispuestas a entender.

Solo nos queda entonces como el correcto propósito del arte y la ciencia esta clara visión subjetiva que cada quien tendrá a su juicio interpretar, desde pinturas astrales rupestres en Colombia hasta una fotografía cósmica hecha por la NASA.

Los invito a disfrutar algunas de las mas hermosas imágenes tomadas por el telescopio Hubble de la NASA en este link: https://www.nasa.gov/mission_pages/hubble/multimedia/index.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *